La apariencia de mi sombra

La sombra se esparce por los rincones
pasea y lloriquea
refunfuña de la frustración
reniega su condición de olvido
se asquea con la ignorancia
prefiere el viento.

La sombra toca todos los hombros pidiendo ayuda
desea plenitud
se siente y sabe única
milímetro a milímetro.

A la sombra
—mi sombra—
le sobran los dolores de cabeza
se esconde en las tardes, estira en las noches, balbucea los mediodías
prefiere los lamentos del malentendido.

Yo
que siempre supe que una tonada de guitarra era mi verdadera luz
agradezco las confidencias de mi sombra
sus reproches
sus regalos de sombra taciturna
y sus cotidianos perfumes de sueño ambarino.

Cualquier día es mi sombra
todos los papeles son su mano
o la promesa de un silencio distinto.

3 comentarios en “La apariencia de mi sombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .