TOP 10: Momentos cráter preferidos en los mangas/animes

Si hay expertos en apelar a sus sentimientos a través de una historia son los mangas, o en su defecto, sus respectivas adaptaciones al anime. A mí no me crea: vea cualquier episodio de Elfen Lied o la película Cinco centímetros por segundo y luego me cuenta. ¿No pasó nada y le dio igual? Ah, bueno… entonces no podría entender el sentido de este top. Creo que aquí solo cabemos quienes tenemos más o menos el corazón de pollito. Aunque quizá sea una exageración de mi parte.

Quería rememorar un poco aquellos momentos que me llevaron a prendarme en su momento de alguna historia de manga. Así que decidí hacer este TOP 10 de momentos “cráter”. El término y su respectiva significación lo tomé prestado de Roque Dalton. Como es algo demasiado subjetivo y no sabría explicarlo con mis propias palabras, pondré la cita de donde saqué la dichosa definición:

Una noche, se produjo un fuerte temblor de tierra. Nada particular en aquellos tiempos en que según el Servicio Sismológico se daban hasta mil temblores diarios en la zona central del país. Lo bueno estuvo en que este temblor no fue de los que pasan como mareos personales o que solo son registrados por los sismógrafos más sensibles. Por el contrario, fue verdaderamente fuerte y produjo un cambio notable en la morfología de mi celda. Una gran parte del repello de la pared larga que se había hinchado debido a las corrientes de las lluvias, se vino abajo con gran estruendo. Pasó lo que llamo un “momento cráter”, y que sólo yo sé de qué se trata, no tiene que ver exclusivamente con volcanes y terremotos o explosiones de granada de obús. Saber de pronto que tu mujer te engaña, por ejemplo, es un típico “momento cráter”.

Como creo que el concepto sigue siendo demasiado vago y subjetivo, espero que el top haga el resto. Si no ha visto ninguna de las series mencionadas quizá no haya comunicación completa. Pero decidí correr los riesgos. De todos modos son series viejas (qué más da: acepto que ya estoy viejo para esto) y las probabilidades de que al menos conozca algo por cultura general son altas. Igual, si es o ha sido fanático de manga/anime, pues ni hablar… A lo mejor se identifica.

Quedan omitidos los momentos “cráter” de Dragon Ball por ser demasiado conocidos. Es decir, el reencuentro de Gokú con su abuelito y el momento en el que Gokú se transforma por primera vez en super saiyajin ya no cuentan. En el buen salvadoreño sería como decir “ya no pegan”. Creo que nunca está de más en agregar que este top es mi punto de vista y no representa más que mi sentido del gusto y mi concepción de las cosas. En fin. Sin más que añadir, les dejo los que para mí son los 10 momentos “cráter” favoritos de los mangas.

¡Ah, cómo olvidarlo! Aquí habrá mucho, mucho spoiler. ¿Le da igual? Bueno, entonces adelante. Gracias por leer.

10- Raimon Taro reconoce sus límites

raimon

Se juega la final, la Christmas Bowl (clara alusión y homenaje al Super Tazón). Raimon juega de receptor y ha entrenado muy duro, desde que tenía 10 años. Si está en la final, es porque todo su esfuerzo rindió frutos. Pero ¿qué hacer si en la cancha se encuentra con alguien real y verdaderamente bueno? ¿Qué hacer si en su misma posición, pero del lado rival, quien está jugando es formidable, al punto que hace ver sus habilidades como las de un novato? Al principio nadie querría reconocerlo. Pero el desempeño, la técnica y la tenacidad del rival, si realmente nos hacen ver mal, nos obliga a optar por dos cosas: la primera, caer en la frustración; y la segunda, que es la más importante, trabajar en equipo. Raimon cae en la tentación de lo primero (su momento “cráter”), pero tiene la humildad de comenzar a trabajar en lo segundo.

9- Mikasa piensa en Eren

mikasa

Mikasa y Eren no son hermanos biológicos, pero sí son hermanos por las circunstancias. Ella es una de las mejores soldados de la raza humana y está luchando por la supervivencia de la especie, porque en ese mundo posapocalíptico la humanidad está siendo devorada por titanes o seres gigantes. Pero en medio de toda esa carnicería, con una tranquilidad que puede compararse a la más pragmática ataraxia, le dio por recordar una frase que le dijo Eren cuando eran niños: “No puedes ganar si no peleas”. Y luego de eso, se puso a pensar:

Ahí fue cuando recordé todas las cosas horribles que había visto hasta entonces. Ya había presenciado esta clase de cosas antes. Las vi muchas veces. Así es… este mundo es un lugar despiadado y cruel. En el momento que me di cuenta qué tan cruel era el mundo en el que vivía, en ese mismo momento dejé de temblar. Desde ese momento fui capaz de mantener un perfecto autocontrol de mis emociones. Creí ser capaz de hacer cualquier cosa. Solo los que consiguen la victoria tienen permitido vivir. Así de cruel es el mundo. Pero ahora en este cruel mundo… sí tengo un hogar al cual regresar… Eren, mientras te tenga a mi lado puedo hacer lo que sea.

Lo impactante de esto es cómo ella está presenciando los horrores de una guerra por la supervivencia. Está viendo morir a sus compañeros y está luchando por su vida. Pero ella puede sostenerse moralmente, porque aunque en el mundo se viva una existencia terrible, ella tiene con quién soportarlo a su lado. Después de todo, el amor es lo más importante, ¿o no?

8- La reacción de Puck

gutts

Berserk, en particular, tiene muchos momentos fuertes. Y en mi top personal, tengo uno o dos momentos “cráter” que podría poner en los primeros lugares. Pero decidí omitirlos, porque es como contar la mejor parte de una película: aunque nunca vaya a verla, por la remota posibilidad de que tenga curiosidad creo que sería injusto arruinársela.

Gutts está en una feroz batalla contra una criatura difícil de vencer. Gutts no tiene poderes en particular, pero es muy habilidoso con la espada. Logra herir a la criatura demoníaca, pero a cambio recibe un golpe tan fuerte, que cuando queda tendido el monstruo aprovecha y lo zarandea dos o tres veces más. Gutts se queda con la mirada perdida, sangrando en abundancia y parece que de esta no se escapará. Se le cae un amuleto —que es lo que la bestia busca— y Puck (el pequeño elfo de la ilustración) lo toma y escapa con él. Eso hace que la criatura olvide a Gutts, porque sin duda alguna le iba a dar el golpe de gracia. Todo va bien, pero cuando usted está leyendo la historia y 35 páginas después el protagonista no se levanta, comienza a tener la sospecha que de verdad está pasando algo. Puck está desmoralizado y no halla qué hacer… y cuando todo está perdido, quien lo defiende apareciendo de repente y de la nada es Gutts. Si uno de lector está en vilo, por la coherencia de la historia Puck reacciona de la forma peculiar a como lo ve en las viñetas. Para qué mentirle: a mí me conmovió.

7- “Yo soy L”

l

Si le gusta la ficción con un buen manejo del suspense, le acosenjo que vaya y corra a ver la Death Note. Al menos los primeros 20 episodios no tienen desperdicio. El manga me gusta mucho más, pero reconozco que no es para todos.

Yagami, un asesino serial, sabe que es perseguido por un tal L, a quien nunca ha visto en persona. L sospecha que Yagami es un asesino serial, pero no tiene pruebas de ninguna clase, y más bien solo se está dejando llevar por una corazonada y por lo que él llama el 0.05 % de posibilidades de que Yagami sea quien busca. Pero para reafirmar o descartar no tuvo más opción que mostrarse. Necesitaba ver la reacción de “Kira” (apodo por el que es conocido el asesino hasta entonces sin rostro). La escena es tensa y de antología. En el manga uno pone la tensión a puras viñetas. En el anime le regalan la tensión: “Watashi wa Eru desu” (mientras se oye un eco de fondo en la frase y todo el lugar está en silencio sepulcral).

6- La niña que sonríe

La historia se desarrolla en Alemania. Un asesino serial anda suelto. La forma en que asesina es perfectamente reconocible y obedece a un patrón, por lo que se identifica el trabajo del asesino con facilidad. Sin embargo, nadie conoce su rostro excepto el doctor Tenma, quien pudo presenciar un asesinato y le fue perdonada la vida. Desde entonces se tomó el deber moral de buscar al asesino por su cuenta. De alguna manera presiente que él puede encontrarlo.

En ese contexto contrata a un entrenador de tiro. Busca a uno con prestigio, a uno de quien pueda tener noticia que es verdaderamente bueno, de esos que lo obligarían a ir a vivir a un lugar apartado y entrenarse con rigor durante seis meses. Tenma entra en ese proceso y ve que su entrenador vive con una niña, de quien nunca llegamos a saber el nombre. A los dos meses de vivir ahí nota que la niña nunca habla, bajo ninguna circunstancia, y que siempre está muy seria. Un día después de cenar, Tenma se atreve a la indiscresión y le pregunta si es su hija o su nieta. El hombre responde con naturalidad:

Yo maté a la madre de esa niña ante sus propios ojos. Fue en Birmania. Estaba huyendo por la jungla y me escondí en una cabaña donde estaban su madre y ella. Su madre me apuntó con una pistola. Si llego a vacilar habría muerto allí mismo. Entonces me traje a la niña aquí. No se ha reído una sola vez desde que vive conmigo. Me odiará durante toda su vida. Al empuñar una pistola te arriesgas a eso. Si no te gusta la idea, mejor no empuñes una pistola.

Tenma tuvo mucho para reflexionar. Aprendió una lección muy dura. A partir de ese momento intentaría ganarse a la niña, pero jamás logró hacerla reír. Cuando cumplió los cinco meses de estar ahí preparó un platillo típico japonés, para mostrarles un poco de su cultura. La niña, evidentemente, se desempeñaba bien con los palillos. El instructor no. A cada rato botaba la comida. Tenma rio por lo bajo y la niña lo vio, aunque no le dio gracia. Cuando el instructor se dio cuenta que Tenma reía puso cara de molestia, pero no dijo nada. Tenma se puso incómodo y no volvió a hacerlo. Completó su entrenamiento. Se marchó sin despedirse. Cuando lo hizo, dejó el sobre con el dinero acordado y volvió a preparar el platillo que se comía con palillos, como una forma de agradecimiento. El instructor refunfuñó, pero comenzó a tratar de comer. Se le cayó una albóndiga y entonces notó que la niña comenzó a reír. El hombre dejó caer los palillos y se asombró. Luego tenemos una escena aparte, donde lo vemos salir a él junto a la niña, quien de ahora en adelante seguramente lo comenzará a considerar como su familia. El trabajo de Tenma dio sus propios frutos.

niña

5- La muerte de Itachi

itachi

¿Qué puede ser más terrible que una pelea a muerte entre hermanos de sangre? Creer en algo, pensar que mi hermano fue el culpable, buscarlo para ejercer venganza y asesinarlo… y finalmente darme cuenta de la verdad, cuando ya es demasiado tarde y él está muerto. ¿Por qué no enterarse de la verdad antes? Porque la sed de venganza trae consigo la ceguera. Por eso —en el caso del personaje— solo se puso a recordar la sonrisa que le dio su hermano segundos antes de morir: “Lo siento Sasuke, no habrá una próxima vez”.

4- El  caballero del Fénix se sacrifica

fenix

En una pelea donde se sabe desde el principio que la derrota es segura, parece ser que la opción que se viene a la cabeza es un acto kamikaze. Pero cometer un acto de esa magnitud no es para cualquiera, además de no tener realmente garantizado que el plan funcionará. El caballero del Fénix se arriesga y contra uno de los caballeros de oro más poderoso, el invencible Shaka de Virgo. Prueba con todo lo que tiene, una y otra vez y sin descanso, pero al ver que nada funcionará, que el caballero sigue prácticamente intacto e irradiando más y más poder, no le quedará al Fénix otra opción que sacrificarse. Tengo amigos que cuando eran niños se sientieron conmovidos con esta escena. A mí todavía me impacta: es fascinante.

3- Rock Lee sigue de pie

rock lee

Al igual que en el caso anterior, todos pronosticaban la derrota de Rock Lee, menos el mismísimo Rock Lee, quien creyó en sus propias capacidades hasta el final. En una de las mejores peleas jamás hechas en animación japonesa, veremos a un Rock Lee que está a punto de hacer lo imposible. Sin embargo, el autor es implacable y nos muestra el lado más realista posible de la batalla —el más verosímil dentro de la ficción, sería correcto decir—, en el que vemos que a pesar de esa verdad Rock Lee no desistirá. Cuando su oponente Gaara está a punto de aseninarlo, el maestro de Rock Lee interviene, haciendo que lo descalifiquen automáticamente. Lo sorprendente viene en ese momento, cuando todos ven hacia Rock Lee, porque repentinamente se puso de pie. El maestro Gai se acerca y le dice que todo terminó. Luego vemos lágrimas en el rostro del maestro y el asombro de todos en ese lugar, porque Rock Lee, prácticamente inconsciente, de alguna forma misteriosa se puso de pie. Todos en ese lugar reconocieron su tenacidad y nadie podría olvidarlo jamás.

2- Ruroini Kenshin saca fuerzas de flaquezas

kenshin

Hay peleas de manga y anime mucho mejores que esta. Lo digo en serio y si usted ha sido lector de manga y fanático de anime, sabrá que no estoy mintiendo. Esta pelea quizá queda en un top 50, pero no en un top 10. Pero no es la pelea lo que convierte esto en una obra maestra: el drama, la tensión, el aliento épico, el debate político y las motivaciones personales… todo eso cubre cualquier falta. Con esos elementos basta para justificar cualquier relato y eso convierte a esta pelea y a toda la serie en una de las mejores de todos los tiempos.

Después de una larga pelea donde todos han puesto en juego su vida por defender sus ideales, Ruroini Kenshin finalmente toma la ventaja. No piensa matar a Shishio, pero él ya está maltrecho y solo basta asestar el golpe de la derrota. Es entonces que Megumi (mujer de Shishio) se coloca en el medio y le pide a Kenshin que pare. Las lágrimas de la mujer le hacen bajar la guardia y es entonces cuando Shishio los atraviesa a ambos. A ella con una herida mortal y a Kenshin con una herida en el costado. Kenshin cuestiona el acto de cobardía, pero para su sorpresa Megumi está feliz, porque cree que por fin ayudó en un momento determinante para la causa de Shishio. Ella muere y le dice que si ha de ir al infierno, que se adelantará para esperarlo. Nadie más se mete y solo esperan a que uno de ellos se ponga de pie y le ponga fin a todo. Kenshin se acuesta y comienza a perder la consciencia. Mientras eso ocurre, piensa lo siguiente:

Todo el cuerpo me duele. Parece que toda mi energía se escapará junto con la sangre que brota por mi herida. Aunque ya muchas veces había sentido la muerte, nunca antes lo había hecho como ahora. ¿Este es el sentimiento de la cercanía de la verdadera muerte? Shishio ha perdido la mayor parte de su poder en esta batalla. Y aun cuando pueda recobrar su poder y levantarse de nuevo, la nueva generación que ha de crecer para cuando él ataque de nuevo podrá detenerlo. He cumplido con mi deber. He protegido al Japón… a sus pueblos… y a su gente… puedo morir en paz…

Luego comienza a dejarse llevar por la oscuridad, mientras se imagina a Kaoru (su amada) en una escena muda llorando con desconsuelo. Pero de  forma oportuna recuerda las sabias palabras de su maestro, cuando le enseñó su técnica más importante: “Estúpido estudiante: el deseo de vivir es necesario. ¡Vive Kenshin!”. Y luego recuerda cuando Kaoru le dijo que juntos regresarían a Tokyo. No se diga más: hay que levantarse y seguir luchando. La escena es simplemente épica y Kenshin supera toda adversidad de su momento “cráter”.

1- Robin grita que quiere vivir

robin

One Piece es un shonen, lo cual quiere decir que el público al que está dirigido es adolescente. Pero eso no le quita que el diseño de sus personajes y el arco argumental sean algo digno de admirar. Eiichirō Oda es considerado uno de los mejores mangakas de todos los tiempos. Así que adolescente o no, One Piece es una gran historia. Recomendable para todo amante de las historias de aventuras.

Nico Robin ha sido perseguida toda su vida. Su isla fue aniquilida y todos sus habitantes asesinados. De esa isla nadie tenía que salir vivo, pero ella fue la última superviviente. Sin embargo, toda su vida sufrió persecusión y solo su propia astucia la mantendría viva. Tuvo que vivir con malhechores, viajar por todo el mundo, traicionar y vivir a conveniencia sin cesar. Todo por sobrevivir. Un día conoció a la tripulación con quienes querría pasar. Ya había visto morir a demasiadas personas a lo largo de su vida. Llegó a pensar que ella era un ave de mal agüero y tal vez así lo fuera… pero sus nuevos amigos jamás pensarían en abandonarla. Así que cuando ella se marchó sin avisar para entregarse a las fuerzas especiales del CP9, lo había hecho pensando en evitar la tragedia de la muerte de sus amigos. Consideró que ella siempre estuvo sola contra el mundo y que era momento de enfrentarse a su ejecución y a lo que tarde o temprano le llegaría. Para su sorpresa, sus amigos al darse cuenta pasaron por todo un mundo de peripecias, sorteando problemas y dificultades —sí, lo sé, suena a la clásica historia de rescatar a la princesa—, para que cuando Luffy (protagonista de One Piece) la tuviera frente a frente, y con todo y sus captores, le preguntara todo pulmón: “¡Quiero oírlo Robin! No me iré hasta oírlo de ti”; es decir, esperaba escuchar de sus propios labios si se dejaría ejecutar o si quería ser rescatada (después de todo, no es el clásico cuento de rescatar a la princesa). Robin entra en un conflicto emocional. Recuerda todo lo que tuvo que vivir. Pero también ve que sus amigos, a pesar de saber eso, se enfrentaron a todo y todo, solo para estar ahí. Entonces no puede soportarlo más, y tras resolver sus miedos y todos los escollos de su interior, su respuesta a todo pulmón es que quiere vivir. La primera vez que vi eso me resultó imposible no llorar. Sí, ya sé, soy un exagerado…

Si quiere disfrutar del video, le adjunto el link. Solo que no lo olvide: es obvio que la animación es para un público preadolescente y adolescente. No le pida peras al olmo y solo disfrute:

* * *

Y bien, eso fue todo. Espero que les haya gustado. Si usted conoce uno que sea bastante bueno no dude en compartirlo. A pesar de mi edad soy fan de esta clase de cosas. A lo mejor me animaría a verlo y luego lo discutimos.

Hasta luego…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .