Fear and Desire, el pecado pretencioso de Kubrick

GÉNERO: Drama bélico

SINOPSIS BÁSICA: En una guerra ficticia, en un lugar no identificado, un grupo de soldados se encuentra atrapado dentro del territorio enemigo y tienen que encontrar la manera de salir de allí. Oportunidades y riesgos serán encontrados en el camino.

El propio Stanley Kubrick dijo sobre esta película, unos días antes de comenzar a filmarla: “[Este drama] es un estudio de cuatro hombres y su búsqueda del significado de la vida y la responsabilidad del individuo ante el grupo”. Se lo dijo sin pestañear a Thomas M. Pryor, en una exclusiva que ofreció un jovencísimo Kubrick para la New Yor Times, el 14 de enero de 1951, cuando el futuro director apenas era fotógrafo.

Muy en el fondo Kubrick sabía que su guion tenía demasiadas carencias, tal como lo confesaría muchos años después en distintas entrevistas. En particular le dijo a Alexander Walker: “Las ideas que queríamos transmitir eran buenas, pero no teníamos la experiencia necesaria para expresarlas desde el punto de vista dramático”.

Un hecho certero en esos años caóticos es que Stanley Kubrick estaba dispuesto a venderse a como diera lugar, ya que quería reunir el suficiente dinero para financiar sus primeras ideas para largometrajes. Ya tenía dos cortos medio documentales y medio historias, pero apenas USD 5,000 y esperando a ver si le daba resultado lo que se convertiría en Fear and Desire. Prestó y tocó puertas y al final logró filmarla en poco tiempo.

Lo que en ese momento Kubrick no imaginaba es que jamás recuperaría un solo centavo de esa inversión.

Sobre la película…

En Fear and Desire, aunque el drama resulta efectivo y los diálogos tienen suficiente consistencia, lo cierto es que intentó dotar a la historia de una trascendencia humana y espiritual que no se hace manifiesta, efectiva. Sus referencias culturales en los diálogos requieren de un esfuerzo regular, y hasta uno grande en el espectador no especializado. Eso será una marca importante en casi todo el trabajo del director.

Sin embargo, se debe destacar el aspecto que ya se podía entrever en el futuro trabajo de Kubrick: un manejo de la técnica cinematográfica impecable. Las tomas, las luces, el uso oportuno del paisaje natural. El planteamiento es bueno y lo innegable es que sí hay historia, a diferencia del cine actual, que apenas hace uso de un par de hilos argumentales y se estiran a más no poder. Y en este caso, al ser una historia precisa y con un guion al menos decente, no es descabellado pensar que algún director visionario la llegara a utilizar algún día para un buen remake, o al menos para tomar ideas prestadas. No estaría nada mal.

El filme es pretencioso en la medida en que trata de ser demasiado esotérico y poético (como el hecho de que algunos personajes encuentren en sus líneas enemigas casi a unos equivalentes doppelgängers), olvidando que debe primar la historia, sobre todo si se está intentando administrar la información que está recibiendo el espectador.

Su título es extraordinario y acertado, porque los más grandes impulsos de la existencia humana, lo más inmanejable de nuestro ser instintivo es precisamente el miedo y el deseo. En la película, algunos caerán presa de ambas emociones y otros lograrán sacarle provecho, no sin dejarnos con extrañas, simbólicas y esotéricas escenas, plagadas —eso sí— de bien puntuales y utilizados claroscuros.

En fin…

Aunque el mismo Kubrick renegaba de esta película, eso no quita que miles de directores quisieran que este fuera su debut y no otro: ya se podía entrever el perfeccionismo y la mística que le imprimiría a su trabajo. Además, desde el principio nos perfila uno de sus más grandes intereses: explorar las implicaturas de los vaivenes de la humanidad en las situaciones bélicas.

Frase interesante: “No tenemos nada que perder, salvo nuestro futuro”.

Fin de la segunda entrega…


Por si quiere leer la primera entrega: Stanley Kubrick, el hombre que caminó por el sendero de la gloria.

14 comentarios en “Fear and Desire, el pecado pretencioso de Kubrick

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .