Sobre el Día Mundial del Diseño: la felicidad de la creación

A mí se me dio por recordar a los diseñadores, a propósito del Día Mundial del Diseño. Es bueno que al menos por un día recordemos todo lo que hacen para nosotros.

¿Qué sería de nuestro mundo moderno sin toda la gente que nos está pensando en cuanto a formas y colores? ¿Qué ocurriría sin todo eso visualmente amigable que nos facilita el día a día? ¿Nunca le ha pasado que intentó diseñar algo atractivo y no le salió nada? Unos tienen el ojo más refinado que otros. Es por eso que tengo una admiración grande por la gente que trabaja en todas las áreas y formas del Diseño.

Tengo amigos que se dedican a eso y sé por todos los escollos que tienen que pasar con frecuencia. Sé que usted también lo sabe. Y no me venga con que todas las profesiones pasan por problemas o que en todas las áreas laborales del mundo hay injusticias en lo salarial y todo eso. Si nos vamos a eso, ya sabemos que todos queremos estar mejor. Siempre. Y algunos pasan por peores injusticias que otros.

Con eso tampoco pongo en un lugar especial a quienes trabajan en Diseño: pero no me negará que entra en la lista de profesiones y oficios donde la gente tiene que sacar callo, porque si alguien no está listo para eso solo le espera derrumbarse.

Es una de esas profesiones donde se trabaja sobre la base del error. El 99 % de las veces el cliente suele ver lo que sale mal. ¿Cómo librarla en el día a día? Estoy seguro que la mayoría de diseñadores tendrán miles de respuestas a esa pregunta.

¡Y cómo se les da crear! Hay quienes no tienen libertad de maniobra y deben ceñirse a lo que les pidan, pero quienes tienen el privilegio de la libertad creativa suelen convidarnos al mejor espectáculo visual y funcional que muchos agradecemos.

¿Qué hace que nos atraiga la tipografía, la disposición del texto, una buena portada o incluso una caja? ¿Por qué hay afiches que pueden resultar cautivantes? ¿Y qué me dice cuando aparece una nueva marca y de ella surge todo un mundo? ¿Y qué de los interiores, del equilibrio del color y las formas? Vivimos con el diseño en el día a día. Nos encontramos algo pensado por alguien en todas partes.

Y no se trata solo de lo que otro pensó para que nos fuera útil: detrás de eso, la mayor parte de las veces, alguien pensó en que también debería de gustarnos a nivel visual. Y eso se agradece. La portada de su disco preferido, el carácter serio o desenfadado de una publicación que disfrutó momentáneamente en una red social. Podríamos señalar detalles de manera ilimitada. Y es gracias a quienes trabajan en el Diseño.

Cada área tiene su mérito, yo lo sé. A mí se me dio por recordar a los diseñadores, a propósito de su día. Es bueno que al menos por un día recordemos con gratitud todo lo que hacen para nosotros. Y si tiene en su casa un diseñador en potencia, no olvide animarlo en lugar de asustarlo con un futuro que todavía no ha ocurrido, donde como ave de mal agüero le dirá que se morirá de hambre o sufrirá en el ámbito laboral. Eso de ganar dinero o de las dificultades laborales es harina de otro costal. Pero la felicidad de la libertad creativa es algo que a nadie se le debe negar.

Envío a título personal un abrazo fraterno a todos mis amigos diseñadores. Ya saben que soy un fiel admirador de lo que hacen y solo espero que sigan así, como siempre, refinando el ojo y el gusto cada día más.

La felicidad de ver una creación completada es algo que no tiene precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .