Killer’s Kiss: Tan inconsistente como elogiable

GÉNERO: Cine negro

SINOPSIS BÁSICA: Narra la historia de dos hombres que luchan por la misma mujer, solo que uno tiene más poder y posibilidades, mientras que el otro es apenas un fracasado boxeador.

El mismo Kubrick afirmó sobre su película a Raymond Haine, de Cahiers du Cinéma, hacia 1957: “En mi opinión, es una pésima película amateur. El tema era pésimo y estaba mal desarrollado pero, aun así, me permitió llamar un poco la atención”. Y de hecho, la misma crítica de la época lo llamaba amateur talentoso o amateur con futuro, llegando incluso la United Artist a ofrecerle realizar películas de bajo presupuesto, algo que por fortuna el director declinó. Y supo esperar si nos atenemos a su buena o mala fortuna, porque no tardaría en llegarle la oferta para realizar largometrajes con mejor calidad.

El entonces director amateur (ateniéndonos a su propia autocalificación) vivía de una pensión para desempleados, reunió entre familiares, amigos, conocidos y gente de confianza una suma cercana a USD 75,000 que se gastó en un santiamén, aunque trató de administrar todos los recursos de la manera más óptima. Y como en sus anteriores ejercicios cinematográficos, le tocó hacerla de todólogo: incluso tardó cuatro meses, para el caso de este filme, en realizar la postsincronización del audio con la cinta: una demostración de absoluta paciencia, estoicismo y tenacidad.

En fin…

En mi experiencia personal, me resultó la historia más trillada en todo el trabajo de Kubrick. No sé hasta qué punto él se sintió a gusto con eso de que el protagonista se salga con la suya y alcance un final feliz, tomando en cuenta sobre todo esa época de cine negro que lo permeaba todo.

Rapallo (interpretado por el actor Frank Silvera) parece un hombre sofisticado a la vez que posesivo. Sin embargo, incluso en varios momentos del filme, se da a entender que es de esos hombres que no se mancharían las manos. De hecho, tiene a un par de esbirros a quienes manda a hacer todo el trabajo sucio. En cierto modo me pareció incoherente, entonces, que sea el mismísimo Rapallo quien se bata en un duelo final con Davy (el boxeador protagonista y quien nos cuenta la historia en off), que para colmo resulta más intenso que con los supuestos matones que le sirven. ¿No queda el resto como una carga de guion innecesaria?

Eso me hizo sentir que dicho duelo por “la chica” está sobredimensionado, lo cual demuestra que la historia resulta bastante pobre, o que por lo menos se vio en la necesidad de llenar demasiados huecos. Forzar los minutos, pues, para alcanzar el metaje-meta requerido.

Y aunque la historia da para muchas lecturas, como las implicaciones freudianas acerca de la culpa, o la representación de la decadencia del hombre moderno, cuya supervivencia del más fuerte se ve representada por los fracasos y los ahogamientos ante la imposibilidad de salir adelante en esa despiadada ciudad, la verdad es que todo queda como una audacia poética, como una lectura que solo los espectadores más avezados podrían concluir.

Lo que sí se debe destacar es que ha mejorado notablemente el manejo de los recursos técnicos. Es evidente que aprende de sus errores y es capaz de utilizar con audacia y extraordinaria habilidad todo lo que tiene a su disposición. Se nota que tenía la intención de experimentar con encuadres y escenarios concretos. Para cuando realiza este filme, ya asimiló casi del todo sus influencias, aunque estas de por sí —como todos sabemos— sean tan difíciles de detectar.

Frase interesante: “Yo no lo sabía, pero ya estaba metido en un lío y no me importaba lo más mínimo”.

Fin de la tercera entrega.


Primera entrega: Stanley Kubrick, el hombre que caminó por el sendero de la gloria

Segunda entrega: “Fear and Desire”, el pecado pretencioso de Kubrick

15 comentarios en “Killer’s Kiss: Tan inconsistente como elogiable

  1. Si consideras el resultado de Fear and Desire… Si haces un contraste relativo de ambas peliculas. Y si ademas tomas en cuenta lo bien que está para ser un film de bajo presupuesto y todo el trabajo que le llevó finalizarlo, para un Director novato con experiencia en fotografía…si lo ves desde esa optica, tiene un gran mérito y es un buen film, si te ubicas en tiempo y espacio. Criticarlo con la optica de quien ya vió toda su filmografía es muy estúpido. Todo evoluciona, es progresivo y tiene una lógica razón de ser…

    Me gusta

    1. Tienes toda la razón, por supuesto. Pero el ejercicio del comentario en perspectiva diacrónica no es estúpido, es una práctica común. Ahora bien, con toda seguridad mis comentarios y pseudoanálisis fueron mínimo insuficientes y máximo con toda seguridad bastante inútiles. Eso ni modo, forma parte de mis limitaciones. Pero comentar una filmografía en perspectiva histórica es una práctica ampliamente documentada y que no tiene nada de malo.

      Dicho sea de paso, Kubrick es maravillo en cualquier etapa, y cómo negar eso. Para cuando escribí las líneas para cada película, apenas sabía cómo escribir el tema.

      Gracias por tu comentario. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .