Sobre el Azor Ahai

Este es un escrito de fan, así que tal vez no sea de su interés. Si ha leído Canción de hielo y fuego o ha visto la serie de HBO Juego de tronos quizá capte su atención, pero si no ha avanzado mucho en ella le arruinaré una historia maravillosa. Si solo ha visto la serie también creo que le haré demasiados spoilers y no es mi intención arruinársela. Tampoco creo aportar nada nuevo, pero qué le voy a hacer… no pude evitar escribir este post.

Si sigue leyendo, entonces da igual: así que basta de excusas y pasemos a lo barrido, como se dice popularmente.

No soy un escritor en el sentido práctico de la palabra. Soy un escribiente, como millones en la red. Sin embargo, usted concordará conmigo en que no se necesita ser escritor consumado para comprender lo siguiente: una de las cosas más dolorosas del mundo —de las tantas que hay para la vida de un escritor— es hacerle sentir que su trabajo es predecible. Por eso creo que al autor de una saga debe incomodarle al menos un poco que existan tantas teorías sobre cómo terminará su obra.

Le soy honesto y es una de las razones por las que quizá nunca me convierta en escritor de masas: si soy autor de una saga y leo muchas predicciones, algunas más geniales que las propias ideas que se me hubieran ocurrido, o peor, leo algunas que predicen exactamente lo que tenía planeado escribir… bueno… quizá me habría derrumbado, me habría dado una cólera sorda, frustrante, infinita… quizá herido en mi orgullo intentaría salir con otra cosa, con un disparate, con tal de no darle el gusto a quien creyó adivinar.

Pero la condición humana en sí misma es predecible y la literatura trata (incluso las fábulas y las fantasías) sobre asuntos humanos. Así que es lógico, casi natural, que un buen lector imagine escenarios, posibilidades, coincidencias, y por qué no, situaciones que ocurren como las pensamos, porque lo cierto es que si usted es capaz de concluir algo, habrá miles que también lo harán. No le resto originalidad a sus ideas ni a las de nadie, pero convengamos en que es imposible tener una idea ciento por ciento original contra la de billones de seres humanos, sumados los vivos y los muertos, tanto los de ahora como los de hace miles de años.

Y claro, como he dicho en otras ocasiones, toda idea tiene sus bemoles y sé que esta también los tiene, pero no es el tema de esta ocasión. Para discutir originalidades, plagios, parecidos, inspiraciones, referencias, inconscientes colectivos y todo lo demás haría falta un tratado del que por el momento no me apetece intentar escribir. Como el post indica, quiero hablar con base en una opinión personal.

No soy fan de años del trabajo de George R. R. Martin. Conocí sobre los libros hasta que apareció la serie de HBO, pero nunca le di oportunidad ni a una ni otra. Hasta este año. Hasta que cedí a la persistencia de un amigo, hasta que a mi hermano le interesó, hasta que vi publicaciones de amigos y conocidos, hasta que en reuniones particulares mencionaban la serie y los libros, hasta que un compañero de un taller y una compañera de trabajo me la recomendó… en fin… hasta mayo vi la serie para poder ver al día la temporada correspondiente a 2016 y me gustó tanto que terminé leyendo los libros.

Los he leído con fruición, con la alegría infantil que no experimentaba desde hace ya varios años. Y como a muchos lectores, también me dio por pensar en apoyar teorías, predicciones o lo que sea. Ya hice un par de tops, pero en esta ocasión quiero escribir de otra cosa. Así que hablemos un poco del Azor Ahai.

Advertencia: de aquí en adelante habrá muchos spoilers. Si no ha leído la saga, ¿para qué arruinársela? Pero si ya la leyó, tal vez podamos dialogar un poco, ¿qué le parece? Por otro lado, conozco a un par de personas que se molestarán por leer esta clase de cosas, por lo que no considero innecesario aclarar lo siguiente: si a usted no le gustan los spoilers, las hipótesis descabelladas, que le “arruinen” su lectura o serie favorita, ¿entonces para qué molestarse? Nada le costará cerrar la pestaña del navegador. Estoy seguro que hay millones de lecturas más interesantes que esto.

spoiler

Muy bien, ya recontradvertidos, continuemos…

* * *

Cada narrador destaca por un talento en particular en cuanto al estilo y la técnica. Desde mi punto de vista, y desconozco si alguien más ha escrito al respecto, creo que Martin tiene un talento extraordinario para administrar la información. En sus novelas cuenta lo necesario y sabe dosificar para que sigamos con la lectura. A veces puede ser muy descriptivo, pero de repente salva todo con un elemento más que sabemos que va a repercutir y no queda más que seguir, para ver qué ocurre.

En ese sentido también Martin nos dice mucho cuando no dice nada. Todo eso que nos lo cuenta desde la opinión de un tercero, la formación de un personaje sin requerir sus presencia o sus palabras y solo a través de los demás (al estilo de Ciudadano Kane), haciendo que el personaje cree su mística y nos toque deducir la historia. A menos que más adelante se cuente.

Pero mientras no sea así, Canción de hielo y fuego es la historia contada después de los sucesos de la historia que Martin podría haber contado. Pudo haber escrito una historia de amor, una épica donde los imposibles intentaron romper las barreras y hacer que todo triunfara, buscando el vivir felices por siempre. Pero Martin prefiere contarnos lo que pasó después y solo nos toca deducir qué es lo que antecede. Tenemos retazos y armamos según las consecuencias o los chismes, pero todo está en un neblinoso pasado, en parte recreado dependiendo del punto de vista del personaje que evoque los hechos.

La serie se adelanta a los libros, pero los guionistas no están lejos de la posible historia. Es decir, si uno lee todos los libros puede llegar a las mismas conclusiones a las que ellos llegaron. A esto hay que sumar que si Martin les está soplando lo que viene o al menos les está colaborando con ideas, la cuestión es mucho más simple: entonces podemos admitir con naturalidad que Jon Snow es el elegido, el Azor Ahai.

Como dije antes, con esto no digo nada nuevo y solo me sumo a los miles de fans que apoyan esta teoría. No creo que pueda añadir algo novedoso al análisis y veo que hay miles de usuarios en distintas plataformas sociales, y en diferentes idiomas, que disfrutan aportando con pistas y todo eso. Pero de todos modos, daré mi explicación del porqué creo que Jon Snow lo es. Empecemos por partes.

Jon Snow cumple con el perfil del elegido, del héroe de las mil caras, del personaje que hace el viaje del héroe y que pasa de menos a más. Claro, un héroe de esta clase debe tener al menos el talento mínimo y solo ir perfeccionándose poco a poco, o que las circunstancias lo vayan empujando un poquito para que las cosas se den.

Jon Snow tiene algo de Rocky Balboa, Harry Potter, Neo, Avatar, Luke Skywalker, Luffy, Naruto, Ichigo… y así ad infinitum… ningún elegido se parece al otro y sin embargo tienen una esencia: ellos nos salvarán de algo, vienen de menos a más, a veces tienen orígenes nobles y especiales. Y bueno… a veces el autor puede decidir que no sea así, pero mientras tanto, Jon Snow cumple con el perfil.

Tuvo la mejor crianza de Poniente al crecer como hijo bastardo del Guardián del Norte. Es decir, fuera del título que ostentaba Ned Stark, de alguna forma Jon se crió como el hijo de un rey, pero sin sentirse jamás un príncipe. Por lo tanto, creció con humildad pero con formación de primer orden. Entrenado con uno de los mejores maestros de armas en el norte, educado intelectualmente con un maestre de gran experiencia, con valores religiosos antiguos y nuevos (respetando y tolerando así todas las tradiciones), estando cerca de la gente de servicio y jamás sintiéndose superior a nadie, ya que lo perseguía la sombra de la bastardía.

Pero no solamente eso. Jon Snow creció con un hombre recto, justo, sabio y honorable como Ned Stark. No conoció jamás el amor de una madre, pero en cambio obtuvo el amor de sus hermanos. Tal vez no todos (aparentemente no se llevaba bien con Sansa), pero lo esencial estuvo ahí. Jugaba tanto con sus hermanos como con los hijos de la servidumbre, dando así un muchacho con una visión de mundo amplia, sin superficialidades.

Decide servir en la Guardia de la Noche por vocación de servicio. En la expedición más allá del muro está a la vanguardia, se convierte en uno de los principales exploradores, se une a los salvajes, conoce al rey-más-allá-del-muro, con el tiempo logra una tregua entre el Pueblo Libre y la Guardia de la Noche, y aunque por ahora en la saga está muerto, si la serie sigue los planes de la saga, Jon Snow podrá revivir y traer consigo un ejército que tal vez le permita vencer a su actual enemigo del Norte: la familia Bolton.

Hasta aquí Jon Snow cumple con el papel clásico del elegido. Para convertirse en un futuro rey justo o por lo menos en un hombre que sea capaz de unir a las masas, debe conocer las distintas formas de vida. Jon Snow conoce los distintos contextos de vida por las distintas situaciones que ha pasado. Invernalia, Guardia de la Noche y Pueblo Libre. Es suficiente escuela para convertirse en futuro líder. Y está de más el añadir que él siempre estuvo cerca de todos los líderes en cada una de sus circunstancias: Ned Stark, comandante Mormont y Mance Rayder, el rey más-allá-del-muro.

Y la transformación de Jon Snow en un príncipe elegido parece importante, al menos en el perfil que quiere armar la serie. En este caso, Jon Snow parece el hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Los libros no lo dicen, aunque hay demasiadas pistas que lo sugieren. Como mencioné, Martin administra la información de manera eficaz y no tiene reparos en dejarnos picados, esperando más.

Pero ser un príncipe y potencial rey hijo de reyes no es el perfil completo del posible elegido de Martin. También debe cumplir varias profecías, lo cual diferencia siempre a un elegido de otro. En este caso Jon Snow, de ser el elegido, debe blandir una espada contra el final boss, el llamado Rey de la Noche, un enemigo que solo trae oscuridad. Y claro, suena a clásico argumento, pero Martin le da su propio toque, que es lo importante.

Y como esto se está haciendo demasiado largo, habrá una segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .