Querido fan de Juego de tronos

El día que leí que Stephen Dillane (Stannis Baratheon, para los amigos) confesó que no le gusta la serie, que no lo convence y que solo actuó en ella por dinero, la verdad, lo confieso a título personal, me pareció bastante gracioso y me hizo reflexionar en nuestro papel del día a día: a veces no queremos ir a trabajar, o peor aún, nos dedicamos a algo por estricta necesidad, porque no queda de otra. Él al menos es afortunado por ser actor profesional, y supongo que no le irá tan mal, y más ahora que su papel en esta serie puede sumarlo a su currículum.

Me sorprendió, eso sí, la ola de comentarios rabiosos, casi que con odio desmedido, como si decir algo en contra de la serie fuera una ignominia. No sé qué pensar, la verdad. Uno de mis amigos tardó dos años (sí, dos años) en convencerme para que la viera. Cuando al fin lo hice tardé nueve episodios en quedar verdaderamente enganchado: es decir, vi esos nueve a regañadientes… luego de eso, para qué le cuento. Vi el resto de temporadas casi que en dos o tres semanas, y eso porque tenía un trabajo que me consumía tanto tiempo, que solo podía verla en los pocos ratos disponibles, incluido el descuento de horas que bien pude aprovechar para dormir las de rigor, como la gente normal.

No me bastó la serie (en aquel momento solo existía hasta la sexta temporada) y en dos o tres meses me leí toda la saga de Canción de Hielo y Fuego, El mundo de Hielo y Fuego y El caballero de los siete reinos. Y luego de eso me metí a grupos de Facebook dedicados a este universo y todo, por lo que de repente me desayunaba leyendo alguna crítica, meme, reflexión o lo que estuviera relacionado con eso.

Y muy a pesar de todo lo dicho, considero que no he llegado al nivel de fan de otras personas que conozco, que se saben de memoria incluso los nombres de las Casas menores. De hecho, solo en los grupos de Facebook me pude dar cuenta que mi nivel de fan es tan insuficiente, que no me entero de nada y que por momentos me da la impresión de que terminará apareciendo alguna secta basada en esto, como ocurrió con el jediismo.

Creo que vivimos en tiempos en los que hay personas que asisten a los conciertos de grandes bandas como Iron Maiden o Metallica, solo para poder tomarse la foto y decir que estuvieron ahí. Y al mismo tiempo vivimos en tiempos donde hay personas convencidísimas de que alguna de esas dos bandas es la mejor de la historia, incluso por encima de Queen, Pink Floyd o Led Zeppelin, solo por mencionar algunas. No sé qué pensar al respecto: por un lado, creo que no iría a un concierto si no soy tan fan de una banda, y por otro lado, no me interesa afirmar o negar cuál es mejor o peor en esto o lo otro. Gustos son gustos y creo en el criterio, pero ¿para qué casarse para toda la vida con una idea, sobre todo si esta no incide de forma directa en mi realidad práctica?

Lo mismo me pasa con Juego de tronos. La serie me encanta, me tiene enganchadísimo y también he esperado con paciencia estos dos años, para ver por fin los capítulos finales. Pero también creo que no es para tanto, que no es necesario inundar de memes y spoilers todas las redes sociales, lo cual me parece un acto de crueldad para con los fanáticos que por “A” o “B” razón no pudieron ver un episodio en el momento de su estreno, y tienen que evitar todas las redes sociales, solo porque hay miles de personas que no pueden aguantarse la manía y el deseo de arruinarle la emoción de la incertidumbre a otros, incluidos los que no la han visto, y que menos querrán verla, porque la misma saturación provocará aversión.

Yo mismo compartí un par de memes en mi perfil o en mi story, para que durara las respectivas 24 horas. Menos mal que de mis pocos contactos a mí nadie me da like en nada, porque esa falta de eco me hizo caer en la cuenta de mi absurdo. La serie es entretenida, está bien; tengo amigos con quien la puedo debatir, y eso es perfecto; pero ¿para qué tomarse esto tan a pecho? ¿No es mejor solo vivir la experiencia, que es lo que realmente vale la pena? A nadie de mis contactos le interesa saber si la vi y mucho menos que puedo hacer chistes, comentarios aparentemente ingeniosos y todo eso.

El día que estaba con un amigo debatiendo la actitud dionisíaca de Robert Baratheon y cómo él representa la antítesis del rey Arturo, por lo que en realidad el reinado de Robert es una suerte de parodia de Camelot, fue cuando me di cuenta que le estaba poniendo demasiada atención a la serie, a los libros y sus derivados.

Estoy seguro de que una vez comenzara a ver el primer episodio volvería a verla completa, o que con gusto volvería a leer al menos los primeros dos libros de la saga (espero algún día poder hojear Vientos de invierno), pero al final del día esto es solo cuestión de gustos. Nada más. No me creo eso de que sea la mejor serie de la historia, aunque no niego que merecería estar en un top 10. A lo mejor en un top 5.

Es intensa y posee ese nivel de enganche, drama y verosimilitud que uno agradece en una buena serie, pero igual, no es como para estar peleando con quien afirme que la serie es una basura. ¿Qué más da? En rigor no es un ataque personal… no hay por qué tomarse esos detalles tan a pecho.

En fin…

Mis palabras serán como levantar una casita de naipes y pretender detener con ella un buldócer. Lo supe desde que escribí la primera línea. Pero igual, necesitaba decir estas obviedades, por si allá, muy remotamente, llega a los lectores indicados que se sientan identificados.

Eso de ser demasiado fanático siempre me ha parecido una mala señal. Me suena a Edad Media. La verdad es que no hay que hostigar a quien no ha visto la serie, y también debería de haber más solidaridad con los fans que no tienen cómo verla, ya sea con una buena quedada o con minimizar lo más que se pueda ese rollo de los spoilers. Eso suena bien. Yo no tengo televisión, pero tengo la suerte de tener un amigo que sí, y que de paso cenaremos unas buenas pupusas con él, su familia, mi hermano y otros amigos. Eso es genial… la espera por fin ha terminado.

2 comentarios en “Querido fan de Juego de tronos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .