Sunshine Blogger Award 2019

Coremi ha tenido la preciosa consideración de nominarme a este peculiar galardón. ¡Gracias, de verdad, por ser siempre tan gentil! Ella ofrece sus propias e interesantes respuestas, por si desea leerlas. Puede redirigirse desde aquí.

Para participar en esta dinámica de escritura hay que cumplir con las siguientes reglas:

1. Agradecer y mencionar al bloguero que te ha nominado enlazando a su blog.
2. Insertar el logo de los Sunshine Blogger Award en el post.
3. Contestar a las once preguntas que te plantean.
4. Nominar a once blogueros.
5. Formular once preguntas para ser contestadas.
6. Indicar las reglas de las nominaciones.

Este es logo de Sunchine Blogger Award:

A Coremi le resultaron interesantes las preguntas que le había realizado para su propia nominación, por lo que a continuación se plantearon las siguientes preguntas:

Empezamos con una muy personal: ¿Eres de editar mucho y en profundidad o escribes en arrebatos de inspiración y no lo retocas?

Yo digo que es algo así como una combinación de ambas. Llevo un cuaderno borrador donde escribo las que considero que son nuevas ideas para escribir. Me gusta comprar lapiceros de diferentes colores, los cuales uso para diferentes finalidades de escritura. La obviedad es que el color rojo es el de ñamfistrofio. Cualquier cosa escrita en dicho cuaderno que lleve el color rojo, tarde, temprano o nunca llegará a este blog.

Ahora bien, digo que es una combinación, porque hay apuntes de esos que llevan años y jamás maduraron. Otros me atormetaron durante meses hasta que los dejé salir. En algunos casos jamás llegaron a ese algo para convertirse en ese no se qué de este blog (entrada, comentario, miniartículo…). Y de repente, un día que la palabra justa llegó, me siento y comienzo a escribir sin parar. Este post que usted está leyendo, por ejemplo, comencé a escribirlo a la 1:30 p. m. de este día.

A veces retoco cuando algún amigo de los que me lee, a título personal me dice: “Mirá, maje, se te fue tal onda en tal parte”. O cuando ya le doy publicar lo veo ya en el blog, con el formato y todo, y me doy cuenta de que se me fue algún error. Y bueno… la paradoja es que soy corrector de estilo: debería de revisar todo minuciosamente. Pero ¿me creería si le digo que soy tan obsesivo que si me pongo a corregir cada artículo habría tardado semanas enteras en sacar cada uno? Soy inconforme a más no haber. Por eso a veces, muy a mi pesar, prefiero dejar pasar, solo porque sí.

Si no regentaras un blog literario, ¿de qué sería ese otro blog?

No me lo está preguntando, pero he escrito en diferentes tipos de publicaciones: en una revista sobre Seguridad Pública, en un medio que publicaba variedades (un poco arroz con mango, como este blog, solo que aquí todo tiene un tono ligeramente triste y sombrío), en una revista académica de la universidad en la que estudié, un fanzine sobre deportes (tema que, por cierto, casi nunca he tocado aquí), el respectivo de literatura, que es mi amadísima Grafomaniacos, y el que quizá fue mi favorito, un blog anónimo de teorías de la conspiración, con el que casi llegué a las 150 entradas, si la memoria no me falla.

No sé por qué, pero he tenido curiosidad intelectual para cientos de cosas, aunque en el rigor no sé nada de nada, solo superficialidades y obviedades. Así que, bueno, me tengo que decidir por algo: creo que un blog de curiosidades y asuntos insólitos es algo que todavía no he regentado. Puede decirse que mi primer ejercicio ya lo puse aquí, que fue un breve comentario que hice sobre la Isla del Roble.

¿Cuáles son tus escritores de cabecera? Di al menos tres

Este es el tipo de pregunta que creo que es demasiado injusta. Me pasa como a muchos: he leído la obra completa de algún escritor, o digamos que he seguido su ruta por un buen tramo de mi vida, y de repente lo dejo, solo porque sí, y sigo con otros. En algunos casos se quedan como ángeles guardianes y acuden a mí en el momento menos esperado o se convierten en un interesante producto de nostalgia en mi interior.

Padecí la fiebre de Gabriel García Márquez, pero antes de él conocí primero a Jorge Luis Borges. Creo que él sí se quedó en mi vida, puede decirse, ya que incluso en este blog lo habré mencionado una gran cantidad de veces.

Borges, Montaigne, Plutarco, Rabelais, Eagleton y Yuval Noah Harari son autores que ya llevo siguiendo los últimos dos o tres años. ¡Ah!, y no podía faltar Roque Dalton, que aunque por momentos he querido alejarme de él (ni yo sé por qué), de repente vuelve a mi vida con más fuerza.

¿Escribes rodeado de silencio o te inspiras más en medio del ruido de un café, en un parque infantil, o qué sé yo?

En este punto he pasado también por etapas. Antes, hace digamos unos seis años, si alguien me interrumpía… de verdad, de verdad, me sacaba de mis casillas y me parecía la peor de las ignominias. Llegaba al punto de suplicar que por favor, si me veían escribiendo, que por favor, que de verdad, no me interrumpieran. Mi ex siempre lo hacía, olímpicamente, lo cual, por supuesto, siempre provocaba discusiones entre nosotros.

Así que había adoptado la costumbre de escribir hasta que la última persona se durmiera, lo cual solía ser hasta el umbral de la madrugada. Pero luego, a medida que escribía más y más, lograba concentrarme con o sin interrupciones, con poco o mucho ruido, sin mucha o con poca gente alrededor. Es más, imagine que usted viene de visita, me halla escribiendo este post y yo le recibo y todo. Al retomar este post, que puede ser dentro de dos horas o hasta la otra semana, continuaré en el punto donde me quedé.

Aclaro que no comento todo esto para quedar del campeón y genial escritor antidesconcentración: es al contrario, a pura sufrida persistencia, de los últimos 5 años y de escribir a diario, que he logrado algo que, digamos, me ha vuelto un poco versátil con esta peculiar afición a la escritura.

¿Cuál es tu libro favorito? Di al menos tres

Uff… qué pregunta. Hace años que creo que dejé de tener libros favoritos, aunque admito que hay algunos a los que vuelvo una y otra vez, sobre todo para repasar pasajes concretos o porque de repente un texto me llena de una forma peculiar.

Así que bueno, digamos que los Ensayos, de Michel de Montaigne; Vidas paralelas y Obras morales y de costumbres, ambas de Plutarco; Cuentos completos, de Jorge Luis Borges; Pobrecito poeta que era yo…, de Roque Dalton; Gargantúa y Pantagruel, de François Rabelais; Las mil y una noches. Los escribí así, de sopetón, para no tener que pensar en otros. Creo que estos son una buena muestra de qué clase de lecturas prefiero.

¿Y tu grupo o cantante favorito? Di al menos tres

En música sí que de verdad me la ponen más difícil. Desde que existe Youtube y a veces que accedo a Spotify, aunque cada dos o tres canciones me salga publicidad, casi no vuelvo a escuchar la misma música. Permito que ambas plataformas me lleven a la deriva, para explorar lo que sea, lo que caiga.

La música es para mí un gustito que merece todas las oportunidades del mundo. A veces escucho música regional por curiosidad intelectual o me pasa que también machaco y machaco una canción, repitiéndola hasta 20 veces seguida, hasta que asimilé sus recovecos, sus giros, etc.

Eso sí, tengo la maña y la mala costumbre de escuchar algunas canciones, digamos playlist, en un orden concreto, lo cual no quiere decir que sean mis favoritas, sino que deseo provocarme un efecto en mi interior. Creo que con todo lo que escribí no respondo apropiadamente la pregunta: perdón por eso, pero esta vez sí es un asunto de una filosofía de vida personal. No podría enumerar 3 cantantes o bandas favoritas. Ni siquiera se me ocurre por dónde comenzar.

¿A dónde viajarías en cualquier momento, por ejemplo ahora mismo, si pudieras?

A la playa. Me encanta el mar. Y es tanto así, que en algún momento de mi vida he valorado la posibilidad de irme a vivir cerca de una playa.

Sé que es una pregunta que puede romper nuestra relación, pero… ¿te gustan los gatos?

En este blog he preferido no hablar de animales de compañía, porque cada vez me inclino más a no tener ninguno (bueno, de hecho, actualmente por mis condiciones de vida me resulta imposible tener a un animal de compañía). Peeeeeero… sí, amo los gatos… tanto como para decirle que hasta las caricaturas de gatos fueron de mis favoritas cuando era un niño, con Garfield a la cabeza.

¿Cuál es tu compañero animal favorito?

Si tuviera mejores condiciones de vida y un lugar más o menos espacioso donde vivir, sin duda sería uno o dos gatos. Quizá dos o tres, para que entre ellos también se hagan compañía. Cuando tenía 12 años de edad y mi mamá me dejó llevar a un animal la casa, no dudé en conseguir un gato. Desde entonces hasta el año 2015, que fue que me vine a donde estoy actualmente, tuve varios gatos de quienes hasta tengo fotografías… pero algo complicado para mí, así que mejor dejo el tema hasta aquí.

Si pudieras dedicarte en exclusiva a escribir, ¿lo harías?

Desde los 15 años de edad es el deseo más grande que he tenido en mi vida. Lo chistoso del asunto es que no me importa si jamás llego a publicar un libro. De hecho, ni siquiera está entre mis intereses inmediatos. Escribo porque lo deseo. Eso sí, todo este rollo tiene su lado complicado, como el hecho de pasar por varios bloqueos de escritura. ¡Qué horrible!

¿Tu actividad profesional es en el mundo de las letras? Basta con un Sí o un No.

Yo digo que sí. Pero lo mío no es profesión, sino que oficio.

* * *

En la última dinámica en la que participé nominé a varias personas y 3 tuvieron la gentileza de responder a la nominación, lo cual es algo que uno agradece infinitamente. El resto sencillamente lo ignoró, lo cual está bien, por supuesto, ya que como vecinos de plataforma tampoco es que tengamos una obligación de los unos para con los otros. Esto es un asunto voluntario. Con ser así, como padezco de una ridícula y extraña timidez, no se me ocurren ni preguntas ni tampoco deseo importunar a nadie con ninguna nominación.

Gracias a quien haya leído hasta aquí y si alguien se siente libre de darle continuidad a esto, sería maravilloso poder leerle. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .