“365: Escapes”, cuento de Jennifer Valiente

Había buscado ese cuento por todas partes: en su muro de Facebook, debajo de su única almohada (se había deshecho de la otra un mes después del divorcio), en el horno que no abría desde hacía meses, detrás de las copas en el último estante de la alacena y tal parecía que el dichoso cuento había desaparecido en el aire. No podía entenderlo, juraría que lo había dejado en el mueble de la compu, pero no podía estar segura… ¡Sabía que debía haber ordenado el caos de su casa hacía una semana!

Le faltaba únicamente un cuento para terminar y justo hubiera querido poner aquel que tan bien le había quedado, pero ¿dónde se habría metido? De pronto recordó la alharaca que su gata había armado la noche anterior en la cocina, rápidamente se agachó a ver bajo el chinero, allí estaba el pobre cuento, arrinconado de miedo. Ella le tendió la mano. “No te preocupes —le dijo—, estarás bien en el libro”, y el pequeño cuento sonrió calmado, mientras subía a su mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .