Pronto cerraré este sitio

Sí, tal cual lee en el titular principal: pronto cerraré este espacio, porque lo tengo abandonado desde hace casi dos años. Hay a quien le funciona dejar tirados sus blogs para siempre, pero ese no es mi caso. Pertenezco al grupo de personas a quienes les desagrada dejar cabos sueltos…

Esa es la explicación corta…

Pero si usted forma parte de quienes se quedan a leer la explicación larga, pues bien, gracias por su interés (no importa si es por puro chisme). Trataré de explicarme lo mejor que pueda, pero sé que por mis mañas verborreicas me será casi imposible.

  1. Si es salvadoreño como yo, me entenderá a la primera: soy trabajador informal (y esa palabra simple lo resume todo)… eso quiere decir que vivo para pagar alquiler, recibos, deudas, comida, etc. Vivo al ras y un día sin trabajar, pues… ya sabe… así que ya no tengo tiempo para escribir, ni para investigar otros temas y hacer mis tops, ni siquiera para transcribir un cuento salvadoreño (que, como usted sabe, también toma tiempo). Cuando tenía empleo relativamente normal, me tomaba mis domingos para escribir o para aportar algo a este espacio. Luego pasé un tiempo desempleado y me embarqué en varios proyectos. Luego encontré otro empleo, de esos que son tan explotadores, que pasaba casi 16 a 18 horas trabajando y unas cuantas horas durmiendo (a ningún salvadoreño le asombrará esto… no sé cómo será con otros hermanos latinoamericanos). Luego dejé ese empleo, porque mi salud comenzó a colapsar… y bueno, volví al negocio informal y lo demás es historia y cierra el círculo.
  2. Tras más de dos años de tener abandonado este sitio, creo que ya me entró la resignación… este espacio no lo tenía ni para buscar fama, ni tonteras por el estilo. Más de alguna vez lo expresé, pero me siento haragán para buscar el post y vincularlo. Sencillamente comencé a escribir aquí porque me sentía bien y porque no tengo a nadie más a quién contarle las cosas que escribo aquí. Para mí simplemente fueron tiempos de lanzar un manuscrito virtual (cada post) dentro de una botella virtual (mi blog), en el inmenso océano de la red. Fueron tiempos de compartir toda clase de temas que me generaron entusiasmo.
  3. Lamento no haber respondido nunca a todos los mensajes privados que llegaron a mi bandeja, sobre los cuentos salvadoreños… ya sea por las preguntas por tareas (lo siento, lector promedio, pero no le hago las tareas a nadie), por los profesores que me pedían referencias bibliográficas, por los particulares que me pedían contactos con escritores, etc. Yo, ingenuamente, pero muy ingenuamente, pensé al hacer el ejercicio de compartir cuentos de autores salvadoreños: «Tal vez estas muestras despiertan entusiasmo en más de alguna persona, tanto como me entusiasma a mí la literatura de El Salvador». Lo último que esparaba era que se convirtiera en un sitio de consulta de tareas. Eso, por supuesto, es una labor noble que respeto mucho, pero no era mi interés, sencillamente. Estoy completamente seguro de que deben de haber sitios más interesantes y mejores a ese respecto. Pero ahora comprendo mejor que quizá para la inmensa mayoría de internautas, la única razón para buscar literatura salvadoreña sea por asunto de tareas. Ni modo. Cosas que pasan.
  4. Un amigo, hace ya unos años, de muy buena fe me pagó el sitio web. Por eso es que tengo un dominio como el que puede ver en su barra de navegación. Pero el amigo que me pagó eso tampoco es mi mecenas perpetuo. De hecho, tuvo la gentileza de volverme a preguntar si quería que me pagara un año más… y yo, que considero que ya abusé demasiado de su amistad, solo le dije: «Nombre, viejazo, te agradezco, pero ya tengo años de no escribir nada… ni tiempo me queda. Creo que lo mejor es cerrar el sitio. Ni modo…».
  5. El sitio termina su ciclo en agosto, si no recuerdo mal… no sé si a mediados o finales de agosto. No es importante, pero por si usted, quien me lee, está aquí por los cuentos salvadoreños, creo que tiene el tiempo suficiente para copiarlos y pegarlos en algún archivito de Word o del Bloc de Notas.

En fin…

Fue un tiempo precioso, que atesoraré en lo más profundo de mi corazón. Cada interacción con blogueros, cada post alegre o triste, cada lista, cada análisis pseudointelectual de mi parte…

Todo lo que comienza llega a su fin. Nada es para siempre. La vida es fugaz. Eso todos los sabemos, aunque por lo regular no nos gusta pensar en eso. Hasta que nos alcanza el día y la hora. Todos los nunca se llegan. Y bueno, eventualmente a mí también me llegaría la hora. Fue una ilusión preciosa sentarme a escribir cada domingo. Eran buenos tiempos. Si usted es de las personas que tiene un fin de semana libre, puede estar seguro de que es un privilegiado… quienes estamos en lo más bajo de la pirámide no podemos darnos el lujo de parar.

Y bueno, ya basta de esto…

Si usted, quien ha leído hasta aquí, ha sido un lector que estuvo aquí desde los primeros tiempos, le mando el mejor de mis abrazos rompecostillas. ¿Me creería si le digo que se asoma una lágrima a mi rostro al pensar en nuestra hipotética despedida? Sí, ese es el nivel de hipersensibilidad que siempre me caracterizó…

Gracias…

5 comentarios en “Pronto cerraré este sitio

  1. ¡Hola! Hacía tiempo que no se te veía por aquí, me imagine que sería por algo laboral, como latinoamericanos la inestabilidad laboral es parte de la rutina por desgracia. Me sentí muy identificada con tu historia, pasar de tener trabajo estable a no tener nada, aceptar ofertas que afectan tu salud y estado de animo, verse obligado a improvisar y adaptarse constantemente, etc. Es un circulo vicioso… Yo en este momento tengo un trabajo estable, pero no pondría las manos en el fuego por el, se que todos somos reemplazables.

    En cuanto a tus razones para empezar con este espacio me pasó lo mismo, no tenía gente con la que hablar de ciertos temas y no me gustan mucho las redes sociales (tipo facebook, instagram, etc.) por eso me abrí mi propio espacio para poder comentar y conocer gente que comparta mis gustos. A mí no me pasó lo que a ti pero conozco gente que lee principalmente clásicos a la que le ocurrió lo mismo. Al final se volvieron el espacio para hacer tarea de los estudiantes aunque no sabría decir si eso es bueno o malo…

    Entiendo que no quieras que tu amigo invierta dinero en un espacio que ya no tienes tiempo para trabajar, pero me gustaría sugerirte que si esto te sigue haciendo feliz abras otro blog en wordpress (así te evitas tener que aprender de cero como funcionan otras plataformas para blogs) pero de los gratuitos y que subas cosas cuando puedas, sin estresarte. Por ejemplo una vez a mes, así puedes seguir haciendo algo que te motiva sin sentirte presionado, que el mundo ya es bastante feo para abandonar lo que nos hace sentir bien. Y puedes dejar el enlace de ese nuevo blog aquí, hasta que cierre definitivamente este espacio.

    De todas formas, si decides abandonar me alegra que pasaras a despedirte, y no consumo mucha literatura latinoamericana y tu espacio me permitió conocer un poco más. ¡Saludos y mucha suerte! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! Es increíble cómo de azaroso le fue al mundo tras la cuarentena estricta de la pandemia recién pasada. Tengo conocidos a quienes les fue como a un Fénix, resurgiendo de las cenizas, con mejoras de vida incluidas, y estamos otros a quienes nos tocó la peor parte de esta etapa… 😄😄😄. Ni modo… Cosas que pasan.

      Creo que es una buena idea la de abrir otro espacio. Hay cosas en la vida como irrenunciables y escribir creo que es una de ellas. Tengo que ver qué hago con eso.

      Gracias, por otra parte, por comentar. Es un gesto que siempre me conmueve. Gracias.

      Le gusta a 1 persona

      1. Me alegra que todavía te pases por aquí a ver los comentarios 🙂 La pandemia nos toco diferente a todos pero solo es una etapa como dices, ya pasará.

        Me alegra que consideres el abrir otro blog, si lo haces ya tienes una seguidora 🙂 A mí también me gusta que me comenten, te entiendo, los likes son buenos pero cuando te comentan uno se siente más «escuchado» por decirlo de alguna manera. ¡Saludos!

        Le gusta a 1 persona

  2. Una pena, pero me imagino que a veces la vida es así. Por mi parte decir que me hacía mucha ilusión leer el blog de una persona cubana desde la otras costa del océano atlántico y una tierra, la gallega, que ha tenido un gran vínculo con la isla. Todo lo mejor, Carlos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.